FOR IMMEDIATE RELEASE: Miercoles, 26 de marzo de 2014

Administración Christie presenta al Gobierno Federal plan para el uso de la segunda partida de fondos para recuperación por el huracán Sandy

El plan propone la asignación de un monto adicional de $1,46 mil millones para enfrentar necesidades insatisfechas de vivienda, proyectos de infraestructura de resistencia y otras iniciativas de recuperación crítica



Trenton, N.J. - La Administración Christie anunció hoy que ha sometido a la revisión y aprobación de parte del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés), su propuesta de plan para la asignación de la segunda partida de fondos para recuperación de desastres del Subsidio del Bloque para el Desarrollo de la Comunidad (CDBG, por sus siglas en inglés). El plan detalla cómo el Estado gastará $1,46 mil millones de los fondos federales del CDBG para la reconstrucción de viviendas propias y viviendas en alquiler dañadas por el huracán Sandy; para apoyar a las comunidades más afectadas y financieramente debilitadas; para comprar casas con riesgo de inundación; y para financiar proyectos de infraestructura más resistente a lo largo de New Jersey, para protegerlo de futuras tormentas. La Administración Christie presentó el plan al HUD el 25 de marzo del año en curso.

“En los once meses transcurridos desde la aprobación de nuestro Plan de Acción por parte de la Administración Obama, hemos hecho grandes progresos en ayudar a los habitantes de New Jersey a recuperarse de la peor catástrofe natural en la historia de nuestro Estado" -dijo el gobernador Christie. "Sin duda, todavía tenemos mucho qué hacer. Las familias están viviendo aún fuera de sus casas y en muchas comunidades se necesita ayuda. Agradezco al Secretario del HUD, Shaun Donovan, por asegurarnos un proceso de revisión rápida para que podamos seguir brindando alivio a muchas personas que sufrieron el embate devastador del huracán Sandy”.

Durante el desarrollo del plan para la asignación de la segunda partida de fondos del CDBG, la Administración Christie emprendió esfuerzos de amplia divulgación: se reunió con alcaldes y otros funcionarios locales a través de los nueve condados más afectados, según lo determinado por el HUD; llevó a cabo numerosas reuniones y conferencias con cerca de 100 grupos de las partes interesadas y con las organizaciones de recuperación a largo plazo, centradas en cómo utilizar mejor la segunda partida de los fondos de recuperación ante desastres del CDBG; comprometió a la Asociación de Condados, la Liga de Municipalidades y la Conferencia de alcaldes; e informó al personal legislativo clave del Estado y personal de la delegación de New Jersey  en el Congreso.

Además, el Estado abrió un período de comentarios públicos durante 30 días, los cuales fueron enviados por correo postal y electrónico. El Estado también organizó tres audiencias públicas en febrero: cada una en las regiones norte, central y sur para dar a los residentes la oportunidad de ofrecer comentarios públicos. Se recibieron cientos de comentarios públicos de residentes, funcionarios locales y estatales, grupos de recuperación a largo plazo y otras organizaciones interesadas. El plan propuesto presentado al HUD, incluye un resumen de todos los comentarios públicos recibidos y las respuestas del Estado a los mismos. El Estado ha modificado el plan propuesto, inicialmente sometido a comentarios públicos, partiendo de esas observaciones y en consulta con el HUD.

El HUD tiene 60 días para aprobar el plan propuesto. Teniendo en cuenta el cronograma para la aprobación federal, el Estado espera tener acceso a los fondos para programas de alivio a finales de la primavera.

Ya que las necesidades de vivienda en el Estado siguen siendo críticas, la Administración Christie se propone gastar $775 millones de la segunda partida de fondos de recuperación ante desastres del CDBG, para apoyar a inquilinos y propietarios afectados por Sandy. El plan propone también una inversión de $500 millones en infraestructura en reconocimiento al hecho de que la elevación del agua y las inundaciones provocadas por Sandy, pusieron en manifiesto las vulnerabilidades del Estado en las áreas del transporte, energía, prevención de inundaciones y sistemas de infraestructura para agua.

“Hemos escuchado los comentarios de los residentes afectados y de los representantes de las partes interesadas y entendemos su frustración ante el ritmo de los esfuerzos de recuperación. A pesar de los limitados fondos federales, el Estado viene trabajando rápidamente para acelerar el proceso, siempre que sea posible, y para que las vidas de las familias y las comunidades vuelvan a la normalidad" -dijo el Comisionado del Departamento de Asuntos Comunitarios de New Jersey (DCA, por sus siglas en inglés), Richard E. Constable III, cuyo departamento administra la distribución de los fondos de recuperación ante desastres del CDBG para el Estado. "Los $1,46 mil millones en fondos federales adicionales, es otro paso en la dirección correcta”.

Para la segunda asignación, la Administración Christie se propone gastar $775 millones en programas de asistencia para vivienda, de los cuales se proyecta que $490 millones sean para ayudar a familias de ingresos bajos a moderados. Con el plan se tiene previsto lo siguiente:

  • $390 millones para el Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM, por sus siglas en inglés), que constituye la mayor iniciativa para la recuperación de vivienda del Estado. Los fondos se sumarían a los $710 millones proporcionados en la primera partida. Hasta la fecha, más de 5,400 propietarios afectados por Sandy han sido beneficiados preliminarmente con un subsidio del RREM. La financiación adicional permitiría que aproximadamente 3,000 propietarios elegibles puedan salir de la lista de espera del programa e iniciar el proceso de subsidio.
  • $200 millones para el Fondo para la Restauración de Viviendas Multifamiliares, para ayudar a desarrollar viviendas multifamiliares asequibles. Los fondos se sumarían a los $179 millones asignados a dicho programa en la primera partida. Hasta la fecha, el financiamiento ha sido comprometido a 36 proyectos de vivienda asequible para crear casi 2,500 viviendas para residentes de ingresos bajos a moderados.
  • $100 millones para el Programa de Recompra Acres Azules de New Jersey para comprar casas con riesgo de inundación, que va a permitir mudar y poner fuera de peligro a la población y crear sistemas naturales para absorber las aguas de inundación en futuras tormentas. Hasta la fecha, más de 420 propiedades en todo el Estado han sido aprobadas para su adquisición.
  • $40 millones para el Programa de Reconstrucción para Propietarios con Ingresos Bajos a Moderados y centrarse exclusivamente en familias de ingresos bajos a moderados que no solicitaron asistencia del programa RREM, anteriormente. En respuesta a los comentarios públicos sometidos a la propuesta y en consulta con el HUD, el Estado quiere asegurarse que aquellas familias vulnerables con ingresos bajos a moderados, soliciten la ayuda federal que está disponible para ellos. El Estado planea trabajar con organizaciones de base comunitaria sin fines de lucro para difundir información sobre el programa.
  • $25 millones para el Fondo Sandy para Viviendas con Necesidades Especiales, para ayudar a desarrollar apoyo permanente de vivienda para la población con necesidades especiales. Los fondos se sumarían a los $25 millones previstos para el programa en la primera asignación. Hasta la fecha, el financiamiento ha sido comprometido para 15 proyectos de creación de oportunidades de vivienda asequible para más de 190 residentes con necesidades especiales.
  • $20 millones para el Programa de Revalorización del Vecindario para ayudar a estabilizar vecindarios en los nueve condados más afectados y que, anteriormente, estaban enfrentando el peso de propiedades abandonadas, vacantes y ejecución hipotecaria. Hasta la fecha, casi $26 millones del Programa de Revalorización del Vecindario han sido comprometidos a 33 proyectos de creación de 170 unidades de vivienda para residentes de ingresos bajos a moderados.

Además, en el plan propuesto se han comprometido $500 millones para los programas de infraestructura siguientes:

  • $200 millones para el Banco de Recuperación de Energía de New Jersey para financiar proyectos que garantizarían el suministro de energía altamente confiable a instalaciones públicas críticas, tales como plantas de tratamiento de aguas y de aguas residuales, hospitales, refugios, redes de centros de respuesta ante emergencias y tránsito en caso de falla de la red eléctrica más grande.
  • $100 millones para el Programa de Medidas de Recuperación y Reducción de Riesgos de Inundación para financiar proyectos que ayudarían a proteger zonas de alto riesgo por subidas del nivel del agua o inundaciones, a través de medidas tales como muros de contención ante inundación; estaciones de bombeo; restauración de humedales; pavimento permeable; jardines de lluvia y cuencas de bio-retención.
  • $200 millones para ayudar a las entidades del gobierno a cumplir con las obligaciones de financiamiento federal para una variedad de proyectos de recuperación y adaptabilidad, como reparación o construcción de caminos, puentes, diques, edificios públicos, agua y plantas de tratamiento de cloacas, generación de energía y medios de distribución, dunas, playas, sistemas de telecomunicación e instalaciones recreativas.

Finalmente, el Estado se propone continuar con el fomento del desarrollo económico y apoyar a los municipios gravemente afectados y financieramente débiles:

  • $85 millones para el Programa de Subsidios para Servicios Esenciales para ayudar a las entidades gubernamentales locales afectadas por Sandy con el mantenimiento de servicios esenciales, tales como protección policial y de bomberos, mientras se reconstruyen sus comunidades. Los fondos se sumarían a los $60 millones de la asignación inicial. Hasta la fecha, han sido otorgados más de $44.5 millones en financiamiento a 11 entidades gubernamentales locales afectadas por Sandy.
  • $10 millones para el Programa de Demolición de Estructuras Inseguras para demoler estructuras inseguras afectadas por Sandy; eliminar residuos y realizar actividades adicionales relacionadas con las demoliciones. Los fondos se sumarían a los $15 millones de la primera partida.
  • $10 millones para la planificación de iniciativas, incluyendo la financiación para el Programa Pos-Sandy de Planificación de Asistencia con Subsidios para ayudar a los gobiernos locales afectados por Sandy a planificar sus esfuerzos de reconstrucción para promover adaptabilidad y estimular el crecimiento económico. Los fondos se sumarían a los $5 millones proporcionados al programa con la asignación inicial. Hasta la fecha, el Estado ha recibido de los gobiernos locales solicitudes de subsidios de asistencia para planificación posterior a Sandy por un valor de $4.7 millones.
  • $5 millones para continuar una campaña de mercadotecnia para incentivar el turismo en las zonas afectadas por Sandy.
  • $5 millones para el Programa de Zonificación y Cumplimiento de Códigos para ayudar a los municipios en el cumplimiento de códigos y zonificación de oficinas para que los municipios afectados por Sandy puedan responder a la afluencia de solicitudes de reconstrucción. Los fondos se sumarían a los $6 millones de la asignación inicial.

Los fondos de recuperación ante desastres del CDBG pretenden apoyar los esfuerzos de reconstrucción locales después de haberse asignado los fondos de seguros privados, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés); la Administración de la Pequeña Empresa de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) u otras fuentes de fondos disponibles. El HUD requiere también que el 50% de los fondos beneficien a los hogares de bajos a moderados ingresos. En New Jersey, el nuevo mandato del HUD indica que 80% de los dólares para recuperación ante desastres del CDBG, deben ser gastados en los nueve condados más afectados, que incluyen Atlantic, Bergen, Cape May, Essex, Hudson, Middlesex, Monmouth, Ocean y Union.

El DCA pondrá a disposición el documento sobre la segunda partida del Plan de Acción en inglés y español en su sitio web a principios de abril, al término de la traducción en español.