Department of Human Services

Los Servicios Humanos de NJ lanza una iniciativa para formar y orientar a los profesionales de la salud mental en la terapia cognitiva orientada a la recuperación

La formación en CR-T estará disponible para las agencias con licencia para proporcionar servicios de salud mental, co-ocurrentes y de apoyo a la recuperación entre pares

24 de octubre de 2022

(TRENTON) – Hoy, en un esfuerzo por fortalecer la atención de la salud mental y mejorar los resultados de los pacientes, la Comisionada de Servicios Humanos, Sarah Adelman, anunció que la formación y la tutoría continua en la terapia cognitiva orientada a la recuperación (CT-R, por sus siglas en inglés) estará disponible para los profesionales de la salud del comportamiento que sirven a las personas con enfermedades mentales graves y co-ocurrentes trastornos mentales y de uso de sustancias.

El Departamento ha concedido $500.000 dólares a la Fundación para la Terapia Cognitiva y la Investigación de Bala Cynwyd, Pennsylvania, para que proporcione formación, consulta continua y tutoría sobre el enfoque CT-R a los profesionales de la salud mental de New Jersey.

La CT-R es un enfoque de tratamiento basado en la evidencia que genera confianza, motiva, empodera e involucra a los individuos. El método CT-R es especialmente útil cuando se trabaja con personas que no han respondido a los servicios tradicionales de salud mental y/o de tratamiento concurrente.

"Esta iniciativa ayudará a reforzar las habilidades clínicas de aquellos profesionales que trabajan con individuos con enfermedades mentales graves que tienen necesidades complejas de salud mental, que no estén recibiendo tratamiento o que necesiten apoyos adicionales para avanzar hacia su recuperación. Animamos a los proveedores de todo el estado a que aprovechen esta formación, que beneficiará tanto a sus empleados como a las poblaciones a las que sirven", dijo la comisionada Adelman.

Todos los proveedores de tratamiento de salud mental con licencia, incluidos los proveedores de tratamiento concurrente, y los proveedores de servicios de apoyo entre pares, son elegibles para recibir la formación y la asistencia técnica de CT-R. La formación se diseñará para abordar las necesidades específicas de las agencias y de las poblaciones a las que sirven.

"Esta iniciativa proporcionará un apoyo muy necesario a los trabajadores de primera línea para que puedan ayudar mejor a las personas con necesidades graves de salud mental, que pueden pensar que no tienen opciones de tratamiento. CT-R puede ayudar a fomentar la esperanza y fortalecer la relación entre un cliente y su profesional, lo que permite a las personas perseguir sus objetivos personales", dijo la vicecomisionada de Servicios de Salud, Lisa Asare.

"Todo el mundo merece ayuda, y la TC-R ha demostrado su eficacia para ayudar a las personas que siguen un tratamiento de salud mental. Los profesionales y proveedores que participen en este programa podrán aplicar un conjunto de prácticas y estrategias creativas y atractivas para animar y motivar a sus clientes hacia la vida que desean", dijo la comisionada asistente de la División de Salud Mental y Adicciones (DMHAS, por sus siglas en inglés) Valerie Mielke.

Esta iniciativa de CT-R se basa en las iniciativas anteriores del DMHAS para proporcionar formación y consulta sobre CT-R a los hogares de salud mental y a los proveedores de pares que apoyan la recuperación de las personas que experimentan los efectos de COVID-19. Estas iniciativas demostraron que una expansión de la formación y la consulta continua en CT-R, podría tener un impacto positivo significativo en los servicios de salud mental en las agencias proveedoras y en las vidas de las personas a las que sirven.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la financiación federal proporcionada por los fondos suplementarios del Paquete de Subsidios para la Salud Mental de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias.

La iniciativa incluye el uso de "incentivos" o recompensas externas como refuerzo para que las personas adopten comportamientos positivos o dejen de realizar acciones, rutinas y hábitos/adicciones perjudiciales/que dificultan la vida. La Fundación para la Terapia Cognitiva y la Investigación podrá utilizar hasta $150.000 dólares de la financiación para los incentivos individuales. Los incentivos no serán en forma de dinero, sino que tendrán un significado y un valor personal para el individuo, a la vez que motivarán a las personas a llevar estilos de vida más saludables (por ejemplo, dejar de fumar, comer de forma más saludable, ser más activos físicamente, etc.).