Department of Human Services

Los Servicios Humanos de NJ lanza un nuevo programa para mejorar los servicios de los centros de autoayuda que asisten a quienes tienen problemas de salud mental

9 de noviembre de 2022

(TRENTON) – Hoy, la comisionada de Servicios Humanos, Sarah Adelman, anunció que el Departamento ha adjudicado un contrato para desarrollar una colaboración de aprendizaje en todo el estado para mejorar los servicios en los Centros de Autoayuda de New Jersey que proporcionan asistencia a los consumidores de salud mental.

Los Centros de Autoayuda ofrecen un espacio dedicado a los consumidores de salud mental para que crezcan en su recuperación a través de la autoayuda, la socialización, el apoyo de los compañeros, las oportunidades de empleo y los programas de bienestar especializados.

En el marco del nuevo programa con $375.000 dólares, la Asociación de Salud Mental de New Jersey (MHANJ, por sus siglas en inglés) formará y proporcionará asistencia técnica al personal de los centros.  MHANJ desarrollará y organizará una Colaboración de Aprendizaje de la Salud Integral que proporcionará prácticas basadas en la evidencia, prácticas mejoradas y prometedoras, sobre la autogestión de la salud integral para los compañeros que son líderes o miembros de los 30 centros de bienestar de la comunidad en todo el estado.

La formación se centrará en el enfoque de la salud integral, que se centra en capacitar a los individuos, las familias, las comunidades y las poblaciones para mejorar su salud de varias maneras. En lugar de tratar un problema específico, la salud integral de la persona se centra en restaurar la salud y promover la resiliencia a lo largo de la vida.

"La colaboración de aprendizaje inspirará, cultivará y mejorará una cultura de vida saludable y bienestar positivo entre los líderes y los miembros", dijo la comisionada Adelman. "Nuestro objetivo es ayudar a las personas a desarrollar habilidades de afrontamiento y facilitar el aprendizaje compartido, al tiempo que ofrecemos una oportunidad única para aumentar la conexión social, proporcionar un nuevo significado y propósito en la vida y apoyar el servicio a los demás, todos los fundamentos de una vida orientada al bienestar y la recuperación. Queremos ayudar a las personas a obtener la información, el apoyo, la motivación y la orientación que necesiten para desarrollar o reiniciar estilos de vida más saludables, además de aprender a trabajar con sus compañeros, proveedores de atención médica y de salud mental para gestionar mejor sus propias condiciones y necesidades relacionadas con la medicina".

                La población objetiva son las personas con diagnósticos de salud mental; las que padecen un trastorno de salud mental y un trastorno por consumo de sustancias concurrente y/o una afección médica crónica que actúan como proveedores de pares; y los miembros que acuden a cualquiera de los centros, en particular, los que se han visto afectados negativamente por la pandemia a causa del dolor, la pérdida, el aislamiento social y la pobreza.

"La colaboración para el aprendizaje animará a los centros a facilitar a sus miembros el acceso a las revisiones médicas y a la atención médica primaria", dijo la vicecomisionada de Servicios de Salud, Lisa Asare. "La iniciativa puede, por ejemplo, ayudar a las personas a aprender sobre el autocuidado de la diabetes, mejorar las habilidades para manejar las finanzas, mejorar la conexión social y promover el abandono del tabaco, conectando a los miembros del centro con los servicios". Comprender la condición en la que una persona ha vivido, abordar los comportamientos en una etapa temprana y manejar el estrés, no sólo puede prevenir múltiples problemas de salud, sino que también, ayudar a restaurar la salud y detener la progresión negativa a lo largo de la vida de una persona."

"Se abordarán varios factores de riesgo relacionados con la salud que prevalecen entre las personas con enfermedades mentales", dijo la comisionada asistente Valerie Mielke, quien dirige la División de Salud Mental y Adicciones. "Las personas se encuentran con efectos secundarios asociados al uso de medicamentos psiquiátricos, y es posible que no reciban o utilicen de forma rutinaria la atención médica preventiva y otros servicios relacionados. Algunas afecciones que provocan una mortalidad y morbilidad desproporcionadas en las personas con problemas de salud mental suelen estar asociadas a hábitos de vida como el tabaquismo, la mala alimentación, la inactividad física, la falta de sueño y la falta de autocuidado. El enfoque de salud integral promueve comportamientos, entornos y políticas saludables para mantener la salud y prevenir, tratar y revertir las enfermedades crónicas y las condiciones y entornos perjudiciales".

El MHANJ deberá recopilar datos que demuestren la eficacia del programa y el impacto directo en el bienestar tanto del personal como de los miembros participantes.

"Las lecciones aprendidas informarán sobre las necesidades y oportunidades de formación y apoyo técnico para los proveedores de pares que trabajan en otros programas que operan en los sistemas públicos de salud mental y servicios sociales", dijo la comisionada Adelman.