Department of Human Services

En el Gran día de No Fumar en los Estados Unidos, las Comisionadas de los Servicios Humanos y del Departamento de Salud, animan a los fumadores a obtener ayuda para dejar de fumar

17 de noviembre de 2022

(TRENTON) – El jueves, la Comisionada de Servicios Humanos, Sarah Adelman y la Comisionada del Departamento de Salud, Judith Persichilli, elmarcaron el Gran día de No Fumar en Los Estados Unidos, al animar a aquellos que fuman, a contactar a sus proveedores del cuidado de la salud y aprovechar los servicios que el estado ofrece para ayudarlos a dejar el cigarro.

El programa de Medicaid de New Jersey- NJ FamlilyCare- no requiere que los individuos obtengan aprobación previa de su plan de salud antes de que puedan obtener medicamentos para dejar el tabaco, y los planes cubren todos los principales servicios y medicamentos para tratar el tabaco.

“El uso del tabaco es la causa principal prevenible de muerte y enfermedad en New Jersey, que conduce a enfermedades pulmonares crónicas, enfermedades cardíacas, a un derrame cerebral y el cáncer,” dijo la comisionada Adelman. “El uso del tabaco mata a unos 11.800 residentes de New Jersey cada año, pero hoy, es un gran momento para tomar el primer paso hacia un estilo de vida más saludable. Los proveedores de la salud y NJ FamilyCare, pueden ayudar a los residentes de New Jersey a tomar este paso todos los días del año. Estamos aquí para ayudar.”

“El Departamento de Salud ha trabajado en conjunto con el Departamento de Servicios Humanos para simplificar las políticas relacionadas con el acceso a los recursos para dejar el tabaco, y también ha creado campañas de concienciación para dar a conocer a los residentes de New Jersey de los servicios que NJ FamilyCare cubre,” dijo la comisionada Persichilli. “Mientras el uso de los cigarros tradicionales ha disminuido en los últimos años, la introducción a los sistemas de entrega de la nicotina electrónica, más conocido como los cigarrillos electrónicos, ha ido aumentando, particularmente entre los residentes más jóvenes. Estos cigarros electrónicos son igualmente adictivos que los cigarros tradicionales, y muchos productos y servicios para ayudar a dejar el tabaco que NJ FamilyCare cubre, también se aplican a los consumidores de cigarros electrónicos. La Línea para dejar de fumar de New Jersey y los 11 Centros para dejar de fumar ubicados en todo el estado, son financiadas por La Oficina de Control y Prevención del Tabaco del Departamento de Salud.”

La Comisionada Adelman también señaló que la División de Salud Mental y Servicios de Adicciones del Departamento, ha implementado un programa para ayudar a individuos con problemas de salud mental y adicciones a obtener un tratamiento para dejar de fumar. La División ha pedido programas para la salud del comportamiento para comprometer a los clientes y referirlos a un tratamiento para dejar de fumar, con un centro para dejar de fumar que proporcione consejería y medicamentos, y que incluya un tratamiento para sustituir la nicotina, en el caso que los clientes califiquen.

“Todos compartimos la meta de ayudar a los residentes de New Jersey a vivir una vida saludable, y una gran parte de este trabajo es abordar el uso de productos que contengan tabaco,” dijo la Comisionada Adelman. “Los individuos con salud mental y trastorno por uso de sustancias, fuman y usan productos que contienen tabaco a una mayor escala que la población general, y como resultado, experimentan una mayor morbilidad y mortalidad, pero hay ayuda disponible.”

Patrocinado por la Sociedad Americana contra el Cáncer, El Gran Día de No Fumar en los Estados Unidos, es un evento anual que se realiza cada tercer jueves del mes de noviembre para marcar un tiempo en donde las personas que fumen, puedan comprometerse a seguir un estilo de vida sin tabaco. Fumar permanece como la causa principal de muerte prevenible en los Estados Unidos y en el mundo. En general, la mortalidad de una persona fumadora promedio es tres veces mayor que aquellos que nunca han fumado, y los índices de cáncer, enfermedades respiratorias y vasculares, también es mayor en los fumadores.

Algunos datos sobre los efectos de fumar en las personas con enfermedades mentales o con trastorno por uso de sustancias, se incluyen:

  • El Centro para el Control y para la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles), estima que los individuos con trastornos de salud por comportamiento consumen casi un 40% de todos los cigarros vendidos en los Estados Unidos. No tan sólo ellos fuman a una mayor escala que el público general, sino que también, fuman en gran medida.
  • Fumar contribuye a una alta mortalidad de los individuos con enfermedades mentales severas, quienes fallecen 25 años antes que un estadounidense promedio.
  • A los individuos con un trastorno por uso de sustancias les cuesta aún más dejar el tabaco cuando usan opioides y otras drogas, pero dejar de fumar mejora a largo plazo su recuperación del uso de sustancias.